Estado y mercado*

La planificación estatal es necesaria. Si bien ignorar la existencia del mercado no nos lleva a ningún sitio, no planificar es planificar el desastre. Sin embargo, sería también un error aceptar la dicotomía estado-mercado como algo natural. La evidencia muestra que tal dicotomía es más mitológica que real. No hay un ejemplo en la historia económica que la justifique. Lo que sucede es que la teoría económica que sustenta esta mitología es (por desgracia) la más extendida en todas las academias del mundo. Sin embargo, ningún país de los que se ha desarrollado la ha empleado para su desarrollo; más bien se la recomiendan a los que vienen detrás, para que nunca los alcancen. Hace rato que esta teoría ha sido refutada. Su enorme peso en la opinión pública internacional se debe más al interés de círculos de poder “poderosos” (valga la redundancia), que se benefician de las acciones concretas que resultan de esta lectura de la economía. Ver la relación entre planificación y mercado como la relación ”lobo-oveja” nos puede hacer daño, pues lo cierto es que, a lo largo de la historia, son los estados los que han creado la infraestructura institucional en que los mercados actúan. No sólo los regulan, sino que los crean. No hay desarrollo sin acción política. Creer que el mercado tiene leyes universales contrapuestas a la planificación estatal nos ha llevado en Cuba a “chinchalizar”  la economía y creer que esto nos va a sacar del subdesarrollo y a llenar la mesa. Por supuesto que esto no va a ocurrir. Los efectos negativos de esta concepción ya se ven por todas partes en nuestro proceso de actualización y han sido comentados en varios artículos  (ver, por ejemplo http://www.juventudrebelde.cu/columnas/acuse-recibo/2013-12-03/es-venta-liberada-responden/?page=2&#comment). Yo soy del criterio de que una buena parte de los círculos académicos y políticos de nuestro país se encuentran (acaso inconscientemente) bajo la influencia de esta narrativa, y esta forma de interpretar la economía nos va a traer más daño que beneficio. La descentralización nos hace falta, pero no es todo.

 

 

*Este artículo fue originalmente mi comentario a un artículo publicado del diario Juventud Rebelde (copiar enlace: http://www.juventudrebelde.cu/opinion/2014-02-08/las-ovejas-y-el-lobo/?page=1&#comment).  En este enlace podrán ver el artículo comentado, además de  otros comentarios.

Advertisements

Prueba de entrada

Hola. Hoy estrenamos el blog “Un poco de debate”, el cual quiere aportar su granito de arena al debate que actualmente se lleva a cabo en torno a la realidad cubana. Dentro y fuera de la isla. Su creador es un economista cubano comprometido con su tiempo y con el bienestar de su pueblo.

El blog consistirá básicamente de una serie de comentarios electrónicos hechos a otros artículos de interés publicados en diversos órganos de prensa. Sin embargo, artículos originales para el blog también serán publicados. Los comentarios a nuestras publicaciones serán bienvenidos, siempre que se basen en el respeto a la integridad personal de los otros comentarístas. No se permitirán argumentos “ad hominen”. Todo lo demás está permitido.

En los próximos dias terminaremos de construir nuestra plataforma. Pero al mismo tiempo ya estaremos publicando, así que visítenos cuando lo desee.

Este es el primer fotutazo hacia lo que este blog denomina la “detodización” de Cuba, “Detodización” es un vocablo acabado de inventar; que intenta describir el proceso mediante el cual nuestro país un dia se convertirá en un lugar donde haya ” de todo”. Un poco de cubaneo nunca viene mal.

Un sitio de conversación sobre temas cubanamente universales y universalmente cubanos. Sin pretensiones pero sincero.